jueves, 20 de septiembre de 2018

Barritas energéticas de arándanos y chocolate

Buenos días!

Ya empezado el curso, retomamos de nuevo el "Desafío en la cocina", ya teníamos muchas ganas!. En este caso, la desafiadora ha sido M. Luz del blog "Trasteando en mi cocina", y nos ha propuesto una receta dulce muy fácil de hacer y muy apropiada para estas fechas en las que la vuelta al cole, al trabajo y a la rutina a veces se nos hace un poco cuesta arriba. Para esa dosis extra de energía que podemos necesitar a mitad de la jornada hoy vamos a hacer unas deliciosas barritas energéticas de arándanos y chocolate. 



Para ello sólo necesitáis un robot de cocina o picadora, para triturar los ingredientes y dejar volar la imaginación, utilizando para ello los frutos secos, frutas desecadas o ingredientes que más os gusten. Si queréis ver las diferentes versiones de mis compañeros de Desafío, sólo tenéis que visitar el blog del mismo. 




Ingredientes:

  • 100 gr. de frutos secos naturales, sin tostar. En mi caso eran nueces, almendras y avellanas. 
  • 75 gr. de arándanos desecados 
  • 75 gr. de orejones de albaricoque
  • 100 gr. de muesli con chocolate
  • Un pizca de sal
  • 4 C/S de almíbar de naranja(yo lo aproveché de unas naranjas confitadas, pero podéis hacerlo llevando a ebullición azúcar y agua a partes iguales durante 5-10 minutos, hasta que espese)
Elaboración:
  • Trituramos los frutos secos 15 segundos a velocidad 5. Si no tenemos Thermomix hasta que estén prácticamente pulverizados, como veis en la imagen. Reservamos en un bol amplio.
  • Trituramos los arándanos junto con los orejones durante 20 segundos a velocidad progresiva 6-7, hasta que veamos que están como una pasta. Retiramos al bol de los frutos secos. 
  • Trituramos el muesli 4 segundos a velocidad 4. En el bol en el que tenemos los dos primeros pasos volcamos el muesli, añadimos la pizca de sal y vamos mezclando con la espátula y añadiendo el almíbar cucharada a cucharada, hasta que veamos que al apretar la masa con la mano se queda compacta. Puede que necesites más o menos almíbar. 


  • Prensamos fuertemente formando un rectángulo entre dos papeles de hornear y llevamos media hora a la nevera. 

  • Con un cuchillo afilado cortamos nuestras barritas y... ¡a reponer fuerzas!

jueves, 13 de septiembre de 2018

Magdalenas de nata con pepitas de chocolate

Buenas tardes a todos!

Ya estoy por aquí de vuelta, con el verano prácticamente terminado, llega la vuelta al trabajo y a la rutina. Con la vuelta a la "normalidad" como digo yo, llega la vuelta al cole, y con ella, los almuerzos de los niños: qué llevar cada día para que sea saludable, para que sea lo más variado posible, que les guste... Yo os recomiendo alternar: un día lácteos, un día un pequeño bocadillo, un par de días fruta, y otro algo dulce, no bollería industrial, plagada de conservantes, de colorantes, de aromatizantes... Algo dulce hecho en casa, y si dejamos que los más peques de la casa nos ayuden mejor, les encanta la cocina y con ella aprenden muchos conceptos y habilidades. Además, lo casero, y si es hecho por uno mismo ¡siempre sabe mejor! 

Así que hoy os propongo estas deliciosas magdalenas de nata con pepitas de chocolate y un toque de limón, súper fáciles y súper ricas, para mí un bocado de estas magdalenas no son una cualquiera, son LA MAGDALENA. 



La receta está basada en la que podéis encontrar en el libro "Postres y otras dulcerías", yo le he introducido un par de cambios, y la he adaptado al mundo thermomix, aunque también os ofrezco la elaboración sin thermomix, como siempre. 



Ingredientes (26 magdalenas):

  • 4 huevos M
  • 250 gr de azúcar 
  • Ralladura de un limón (o la piel si lo elaboras con themomix)
  • 150 gr. de nata mín. 35% M.G. 
  • 250 gr. de mantequilla
  • 400 gr. de harina de respostería
  • 16 gr. de levadura química
  • 100 gr. de pepitas de chocolate
Elaboración con Thermomix:
  • En primer lugar, colocamos el azúcar con la piel del limón y programamos 30 segundos a velocidad 10
  • Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y mezclamos 30 segundos a velocidad 5. Removemos con la espátula. 
  • Programamos 1 minuto a velocidad 4 y vamos añadiendo los huevos uno a uno por el bocal, ayudándonos un par de veces en el proceso con la espátula. 
  • Agregamos la nata y mezclamos 1 minuto y medio a velocidad 3 y 37º, ayudándonos con la espátula para que no se formen burbujas de aire en la parte inferior del vaso. 
  • Agregamos la mitad de la levadura tamizada con la harina y mezclamos a velocidad 3 durante 30 segundos. 
  • Seguido, agregamos el resto de la harina con la levadura tamizadas y finalizamos otros 30 segundos a velocidad progresiva 4-5. 
  • Volcamos en un bol amplio y agregamos las pepitas de chocolate, mezclamos con la espátula y movimientos envolventes, tapamos con film y lo dejamos reposar en la nevera entre 1 y 2 horas. 
  • Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º  mientras llenamos las cápsulas hasta 3/4 partes de su capacidad. Si utilizamos cápsulas de papel, no os olvidéis de colocarlas en un molde rígido para que suban perfectamente. Espolvoreamos con un poco de azúcar.
  • Horneamos unos 20 minutos aproximadamente y dejamos enfriar sobre una rejilla. 
  • ¡Que aproveche, con un buen tazón de leche!
Elaboración tradicional:

  • En primer lugar, mezclamos el azúcar con la ralladura del limón. en un bol amplio. 
  • Templamos la mantequilla, que esté casi derretida, y la mezclamos con el azúcar con ayuda de una varilla. 
  • Vamos añadiendo los huevos uno a uno y batiendo, no añadiremos el siguiente hasta que el anterior no esté bien integrado.  
  • Agregamos la nata y mezclamos.
  • Agregamos la mitad de la levadura tamizada con la harina y mezclamos con ayuda de una espátula de silicona o una cuchara de madera.
  • Seguido, agregamos el resto de la harina con la levadura tamizadas y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. 
  • Volcamos en un bol amplio y agregamos las pepitas de chocolate, mezclamos con la espátula y movimientos envolventes, tapamos con film y lo dejamos reposar en la nevera entre 1 y 2 horas. 
  • Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º  mientras llenamos las cápsulas hasta 3/4 partes de su capacidad. Si utilizamos cápsulas de papel, no os olvidéis de colocarlas en un molde rígido para que suban perfectamente. Espolvoreamos con un poco de azúcar.
  • Horneamos unos 20 minutos aproximadamente y dejamos enfriar sobre una rejilla. 
  • ¡Que aproveche, con un buen tazón de leche!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...