viernes, 26 de enero de 2018

Merluza en papillote con verduras

Hola a todos

Hoy es último viernes de mes, y nos toca publicar el "Reto Tus Recetas". Este mes las propuestas eran 3, igualmente sanas y deliciosas, ideales para afrontar los excesos navideños: 



En primer lugar, mi "Ratatouille", unas deliciosas verduras horneadas que harán las delicias de muchos de vosotros. En segundo lugar, un "Puré de manzana", ideal para acompañar canes o tostas. Y en tercer lugar, un "Salmón al papillote", receta de la cual he hecho mi propia versión con merluza, ya que en casa no somos muy amigos del salmón. El resultado ha sido excelente, el pescado queda jugoso y muy sabroso, conserva todo el sabor del acompañamiento y es una forma de comer pescado muy sana, y si la hacéis en el horno ¡no le mancharéis nada!.



Ingredientes (2 buenas raciones):

  • 4 lomos de merluza sin piel ni espinas
  • 1/4 pimiento rojo
  • 1/4 pimiento verde
  • 1/3 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Una cucharadita de aceite
  • Vino blanco al gusto
  • 8 tomates cherry
  • 3 patatas medianas
  • Hierbas provenzales al gusto
  • 1 litro de agua
  • Sal
  • Escamas de sal negra
Elaboración con Thermomix:
  • En primer lugar, troceamos los pimientos, la cebolla y el ajo descorazonado y trituramos en la Thermomix con el aceite durante 10 segundos a velocidad 5. 
  • Sofreímos con un chorrito de vino blanco durante 7 minutos, 100º, velocidad cuchara con giro invertido. 
  • Colocamos dos trozos de papel de aluminio de unos 30 cm en la encimera. Vertemos en cada uno 1/4 parte de la verdura
  • Colocamos encima el pescado, lo aderezamos con especias (yo en mi caso ajo en polvo, una pizca de pimienta blanca y eneldo), colocamos los tomatitos cherry. 
  • Echamos el resto de la verdura sobre la merluza. La mitad de lo que nos queda en cada papillote. 
  • Cerramos los papillotes y colocamos en el recipiente varoma. Colocamos en el fondo del mismo la mariposa tumbada para que circule el vapor. 
  • Pelamos, lavamos y troceamos las patatas y las colocamos en el cestillo. Aderezamos con sal y hierbas (orégano, albahaca, tomillo y eneldo en mi caso)
  • Colocamos un litro de agua en el vaso sin lavar de las verduras con un buen chorro de vino blanco. Disponemos el cestillo en su sitio y el recipiente varoma. Programamos 20 minutos, temperatura varoma, velocidad 3. 


  • Sólo nos queda abrir los papillotes y servir inmediatamente. Espolvoreamos la merluza con escamas de sal negra. El juguillo del papillote está espectacularmente rico para comerlo a la vez que el pescado y las patatas. 
Elaboración tradicional: 
  • En primer lugar, troceamos los pimientos, la cebolla y el ajo descorazonado y trituramos en la picadora hasta que esté muy pequeñito.
  • Sofreímos en una sartén con una cucharadita de aceite de oliva durante 10 minutos con un chorrito de vino blanco. Ponemos el hrono a precalentar a 180º con calor arriba y abajo.
  • Colocamos dos trozos de papel de aluminio de unos 30 cm en la encimera. Vertemos en cada uno 1/4 parte de la verdura.
  • Colocamos encima el pescado, lo aderezamos con especias (yo en mi caso ajo en polvo, una pizca de pimienta blanca y eneldo), colocamos los tomatitos cherry. 
  • Echamos el resto de la verdura sobre la merluza. La mitad de lo que nos queda en cada papillote. 
  • Cerramos los papillotes y colocamos en una fuente apta para horno. Horneamos durante 20 minutos. 
  • Podéis acompañarlo de unas patatas cocidas o al vapor aderezadas con hierbas como oréganos, albahaca, eneldo o tomillo. 
  • Sólo nos queda abrir los papillotes y servir inmediatamente. Espolvoreamos la merluza con escamas de sal negra. El juguillo del papillote está espectacularmente rico para comerlo a la vez que el pescado y las patatas. 

sábado, 20 de enero de 2018

Mousse de turrón blando con teja de turrón de chocolate crujiente

Hola a todos!

Después de las vacaciones navideñas ya estoy de vuelta, a ver si vuelvo a coger un poco de ritmo con el blog... Hoy os traigo una propuesta dulce de la mano del "Desafío en la Cocina" y de Toñi, nuestra boss desafiadora del blog "¿Qué se cuece en mi cocina?". En este caso, la receta propuesta es un dulce o postre realizado con los restos navideños que todos tenemos por los armarios. En mi caso, he aprovechado na tableta de turrón blando o de Jijona y media tableta de turrón de chocolate crujiente tipo Suchard. El resultado ha sido este fácil, suave y rico mousse de turrón blando con teja de turrón de chocolate crujiente.



Y ya de paso, he estrenado un pedazo de regalo que me hicieron los Reyes Magos... ¡Mi Thermomix! Debajo de la receta con Thermomix os dejo las instrucciones para hacerlo al modo tradicional.

Si queréis ver el resto de Desafíos de mis compañeros, sólo tenéis que pinchar en el siguiente enlace.



Ingredientes (para 6 raciones):


  • Una tableta de turrón blando
  • 2 huevos L
  • Una pizca de sal
  • 300 gr de Nata para Montar (mínimo 35% M.G.)
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • Media tableta de turrón de chocolate crujiente
Elaboración con Thermomix:
  • En primer lugar, sumergimos las hojas de gelatina en agua fría y las dejamos 5-10 minutos hidratando. 
  • Separamos las yemas de las claras. Colocamos la mariposa en las cuchillas de la Thermomix y vertemos las claras con una pizca de sal. Montamos 2 minutos a velocidad 3,5. Vertemos las claras en un bol y reservamos. 


  • Colocamos de nuevo la mariposa en las cuchillas y vertemos 200 gr. de la nata. Programamos a velocidad 3 hasta que esté montada pero cremosa, en mi caso fueron 2 minutos y 30 segundos. Vertemos en el bol junto con las claras a punto de nieve.


  • Colocamos el resto de la nata en el vaso y templamos 1 minutos, 90º, velocidad 1. 
  • Escurrimos la gelatina que teníamos hidratando y las yemas y mezclamos 15 segundo a velocidad 3. 

  • Agregamos el turrón blando en trocitos y programamos 30 segundos a velocidad 7 para triturarlo. 

  • Vertemos el resultado sobre las claras y la nata montada y mezclamos con movimientos envolventes hasta obtener una crema sin grumos. 
  • Vertemos en copas individuales y reservamos en la nevera un par de horas. 
  • Para hacer la teja, solamente tenemos que fundir el turrón de chocolate crujiente a fuego bajo o en el microondas. 


  • Con una cucharilla, vertemos el resultado en 6 montoncitos sobre papel de hornear y aplanamos. Dejamos enfriar totalmente, reservamos en la nevera.
  • En el momento de consumir, colocamos la teja sobre el mousse y... ¡listo!
Elaboración tradicional:
  • En primer lugar, sumergimos las hojas de gelatina en agua fría y las dejamos 5-10 minutos hidratando.
  • Separamos las yemas de las claras y montamos estas últimas con una pizca de sal a punto de nieve. Reservamos en un bol. 
  • Montamos 200 gr. de nata hasta que esté montada pero cremosa, que no haga picos muy fuertes. Vertemos en el bol en el que tenemos las claras montadas y reservamos. 
  • En un cazo, ponemos a calentar el resto de la nata. Cuando esté caliente, escurrimos las hojas de la gelatina, las vertemos junto con las yemas en el cazo con la nata caliente y mezclamos bien hasta que se disuelva. 
  • Cortamos el turrón en dado muy pequeños, vertemos en el vaso de la batidora y añadimos la nata con la gelatina. Trituramos hasta obtener un puré cremoso.
  • Vertemos el resultado sobre las claras y la nata montada y mezclamos con movimientos envolventes hasta obtener una crema sin grumos.
  • Vertemos en copas individuales y reservamos en la nevera un par de horas. 
  • Para hacer la teja, solamente tenemos que fundir el turrón de chocolate crujiente a fuego bajo o en el microondas. 
  • Con una cucharilla, vertemos el resultado en 6 montoncitos sobre papel de hornear y aplanamos. Dejamos enfriar totalmente, reservamos en la nevera.
  • En el momento de consumir, colocamos la teja sobre el mousse y... ¡listo!

lunes, 15 de enero de 2018

Raviolis rellenos de queso brie y cebolla caramelizada

Hola a todos,

Hoy os traigo una receta salada, que últimamente me está dando más por compartir con vosotros recetas dulces, con todo el tema de la Navidad. Así que vamos a variar un poco y a cocinar un plato principal completo: Unos raviolis caseros rellenos de queso Brie y cebolla caramelizada. Suena bien, ¿a que sí? 



Os animo a todos aquellos que nunca habéis elaborado vuestra propia pasta fresca a probar, os va a sorprender la diferencia (para bien) de la comprada en el súper... Si no disponéis de máquina de pasta no tiréis la toalla antes de intentarlo, con harina en la encimera, un buen rodillo y un poco de paciencia podéis obtener una pasta increíble. Yo esta vez me he decidido por darle un toque diferente, aromatizándola con orégano y albahaca, sencillamente espectacular. 

Ingredientes (para 2 buenas raciones):

  • Para la pasta:
    • 200 gr. de harina de trigo
    • 2 huevos L
    • 1 cucharada de aceite
    • 1 pizca de sal
    • 1 cucharadita de orégano
    • 1 cucharadita de albahaca
  • Para el relleno:
  • Para la salsa:
    • 1/2 vaso de caldo de carne
    • 1 cucharada de mantequilla
    • 100 ml. de nata 
    • 1 cucharadita de pimienta negra en grano
    • 1/2 cucharadita de pimienta blanca
  • Queso recién rallado para espolvorear.
Elaboración:
  • Vertemos los ingredientes para nuestra pasta fresca en la amasadora y amasamos hasta obtener una pasta firme y homogénea.

  • Hacemos una bola, envolvemos en film transparente y dejamos reposar a temperatura ambiente unos 30 minutos. 
  • Estiramos con ayuda de nuestra máquina de pasta, o en su defecto, espolvoreamos la encimera con harina y estiramos con un rodillo hasta obtener una lámina de unos 2 mm. de grosor (o un poquito menos, eso ya es cuestión de gustos).
  • Con ayuda de un cortapastas hacemos la forma de nuestros raviolis hasta acabar con toda la masa. 


  • Vamos colocando sobre un trapo de cocina. Reservamos. 

  • En un bol colocamos el queso crema y el Brie sin corteza y mezclamos con ayuda de un tenedor.


  • Colocamos en una manga pastelera y colocamos un montoncito en la mitad de nuestros raviolis. 

  • Hacemos lo mismo con la cebolla caramelizada. 


  • Para cerrar los raviolis, humedecemos el borde con agua, podemos mojar un pincel de silicona y pasarlo por el borde alrededor del relleno. Colocamos un ravioli "vacío" sobre el que tiene el relleno y presionamos suavemente para unir ambas capas. 

  • Para hacer la salsa, ponemos a calentar la mantequilla en una sartén pequeña. 
  • Cuando esté caliente añadimos la pimienta negra y cocinamos un par de minutos. 
  • Agregamos el caldo, la nata y la pimienta blanca y cocinamos unos 5 minutos. Reservamos caliente. 

  • Para cocer la pasta yo he utilizado una cazuela ancha y plana. Vertemos agua, sazonamos y ponemos a hervir. 
  • Cuando el agua esté hirviendo, echamos nuestros raviolis y cocemos durante 5 minutos. 
  • Servimos en un plato, regamos con la salsa y espolvoreamos con queso recién rallado. Buon profitto!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...