martes, 12 de febrero de 2019

Red Velvet cookies

Buenos días!

Se acerca San Valentín, y quien más o quién menos, cada uno lo celebra a su manera. Nosotros no acostumbramos a hacernos regalo en este día, pero sí que me gusta preparar algo especial para desayunar y cenar ese día (normalmente no comemos juntos por temas laborales). Este año cenaremos el Desafío en la Cocina que ya os revelaré el día 20 de qué se trata, y desayunaremos estas deliciosas Red Velvet cookies, que han resultado espectaculares. Sin duda, se han colado entre mi lista de galletas favoritas. 



Tienen un sabor delicioso, si sois amantes del Red Velvet en sus diferentes versiones, sin duda, éstas son vuestras galletas. Y ya si os gustan las cookies con pepitas de chocolate... Aunque por el aspecto os parezcan unas galletas tirando a crujientes como las cookies a las que estamos acostumbrados, son suaves, blanditas al comerlas, como buenas Red Velvet que son. Lo último y ya acabo de convenceros de tomar nota: son muy, muy fáciles de hacer, tanto a mano como con ayuda de un robot, y duran hasta 1 semana en una lata metálica perfectamente conservadas. 



Ingredientes:

  • 200 gr. de harina
  • 20 gr. de cacao puro en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo L
  • 115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 160 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de leche entera
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de colorante rojo en gel
  • 100 gr. de pepitas de chocolate
Elaboración:
  • En primer lugar, tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato y la sal y reservamos.  Colocamos el accesorio de la pala en el robot. Batimos a velocidad alta la mantequilla durante 30 segundos. Si lo hacemos a mano, nos ayudaremos de una cuchara de madera. 
  • Añadimos el azúcar y batimos a velocidad fuerte otro minuto, hasta que esté cremoso. 
  • Agregamos el huevo, la leche, la vainilla y el colorante y batimos a velocidad media-alta hasta que esté bien integrado. 
  • Batimos a velocidad baja (yo pongo el robot al 3 de 7) y vamos añadiendo poco a poco la mezcla tamizada de ingredientes secos, hasta que obtengamos un masa uniforme. 
  • Por último, las pepitas de chocolate, que en 20 segundos a velocidad baja estarán integradas.
  • Envolvemos en film transparente y dejamos enfriar mínimo 1 hora en la nevera, porque la masa es blandita y si no, no vamos a poder manipularla. 
  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Forramos una bandeja con papel de horno y formamos bolitas con la mano, distribuimos separadas por la bandeja y aplastamos ligeramente con la mano. Bien separadas porque, como veréis, crecen y si no se os van a pegar unas a otras. 
  • Una vez horneadas, dejamos reposar 3 minutos en la bandeja y con ayuda de una espátula de manera las pasamos a la rejilla para enfriar, porque salen muy blanditas. 

  • Una vez frías, conservamos en una lata y disfrutamos de un desayuno casero y romántico. 

miércoles, 6 de febrero de 2019

Cupcakes de chocolate blanco y negro

Hola a todos,
Últimamente ando yo muy dulce, estoy de antojo sobre todo de cheesecakes y de chocolate, sólo de pensarlo se me hace la boca agua. Así que hoy me he decidido a compartir con vosotros estos espectaculares cupcakes que llevaban casi tres meses en la carpeta de pendientes. 



Decir que están de vicio es poco, en el momento que le das un mordisco es imposible parar hasta que no acabas con él. Son ideales para todos aquellos que os consideráis chocoadictos. No voy a dar más rodeos porque en este caso creo que una imagen vale más que mil palabras, así que os dejo con la receta:



Ingredientes (12 cupcakes):
  • Para el bizcocho:
    • 2 huevos M
    • 115 ml. de nata para montar
    • 80 ml. de aceite de girasol
    • 20 ml. de miel
    • 20 gr. de mantequilla derretida
    • 60 gr. de azúcar blanco
    • 60 gr. de azúcar moreno
    • 120 gr. de harina de trigo tamizada
    • 35 gr. de cacao puro en polvo
    • 1 cucharadita de levadura química
    • 1/2 cucharadita de bicarbonato
    • 1 pizca de sal
    • 40 gr. de almendra molida
    • 200 gr. de chocolate 70% troceado
  • Para el frosting:
    • 140 gr. de queso crema
    • 80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    • 140 gr. de chocolate blanco
    • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
    • 250 gr. de azúcar glass
Elaboración con Thermomix:
  • Precalentamos el horno con calor arriba y abajo sin ventilados a 180º. Mezlcamos los huevos, la nata, el aceite, la miel, la mantequilla y los azúcares durante 1 minuto a velocidad 4. 
  • Añadimos la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato tamizados y mezclamos 30 segundos a velocidad 3. 
  • Añadimos las almendras y la sal y programamos 20 segundos velocidad 4. 
  • Por último, el chocolate troceado y mezclamos 20 segundos a velocidad 6. 
  • Con ayuda de una cuchara para hacer bolas de helado, rellenamos nuestros moldes de papel hasta 2/3 de su capacidad (recordad que los habremos colocado anteriormente en un soporte rígido, en mi caso esta bandeja de silicona). 
  • Horneamos durante 20-22 minutos, y dejamos enfriar sobre una rejilla.
     
  • Para el frosting, colocamos la mariposa y batimos durante 1 minuto a velocidad 3 el queso con la mantequilla. Seguido, añadimos el chocolate blanco fundid templado, el azúcar y la vainilla. Programamos 3 minutos a velocidad 3 y volcamos el resultado en un ¡a manga pastelera con boquilla rizada. Decoramos nuestros cupcakes con el frosting y con unas pepitas de chcolate negro. 
  • Sólo nos queda enfriar ligeramente ¡y disfrutar!
Elaboración tradicional:
  • Precalentamos el horno con calor arriba y abajo sin ventilados a 180º. Mezlcamos los huevos, la nata, el aceite, la miel, la mantequilla y los azúcares durante 1 minuto con la ayuda de una batidora de varillas. Si utilizamos una varilla manual, hasta que veamos que aumenta ligeramente de volumen y espuman. 
  • Añadimos la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato tamizados y mezclamos con el accesorio de pala de la amasadora y con una espátula haciendo movimiento envolventes hasta que estén bien integrados y sin grumos. 
  • Añadimos las almendras y la sal y volvemos a mezclar. 
  • Por último, el chocolate muy troceado con ayuda de un cuchillo e integramos con movimientos envolventes. 
  • Con ayuda de una cuchara para hacer bolas de helado, rellenamos nuestros moldes de papel hasta 2/3 de su capacidad (recordad que los habremos colocado anteriormente en un soporte rígido, en mi caso esta bandeja de silicona). 
  • Horneamos durante 20-22 minutos, y dejamos enfriar sobre una rejilla. 
  • Para el frosting, batimos el queso con la mantequilla con la ayuda de la varilla. Si es con amasadora, un minuto a velocidad media. Seguido, añadimos el chocolate blanco fundido templado, el azúcar y la vainilla. Mezclamos durante 1 minuto a velocidad media y otro minuto.2 minutos a velocidad fuerte y volcamos el resultado en un ¡a manga pastelera con boquilla rizada. Decoramos nuestros cupcakes con el frosting y con unas pepitas de chcolate negro. 
  • Sólo nos queda enfriar ligeramente ¡y disfrutar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...