viernes, 30 de marzo de 2018

Hamburguesas de pollo y espinacas con queso feta

Buenos días

Esta semana quiero compartir con vosotros mi aportación al "Reto Tus Recetas" de este mes de Marzo. Las propuestas eran muy variadas, pero yo me he decantado por versionar unas hamburguesas de pavo y espinacas del blog "Las Recetas de Blinky".



Digo versionar y no copiar, porque he adoptado algunos cambios: más que hamburguesas son filetes rusos de pollo y brotes de espinacas, y yo les he dado un toque con unos cubitos de queso feta que me parece que le iban a dar un toque distinto. El resultado ha sido genial, una receta con ingredientes muy sanos, apta para todos aquellos (mayores y pequeños) que no somos muy aficionados a comer verduras si no vienen disfrazadas. En casa nos han gustado mucho, nos saben a hamburguesas de pollo, si no preguntádselo al peque de la casa que también la probó. 






Vamos con la receta:

Ingredientes (5 hamburguesas):

  • 430 gr. de pechuga de pollo
  • 100 gr. de brotes de espinacas
  • 25 gr. de queso feta
  • 1 huevo M
  • Sal 
  • Pimienta blanca
  • Ajo molido
  • Perejil troceado
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva Virgen extra
Elaboración:
  • En primer lugar, sofreímos las espinacas en una cucharadita de aceite de oliva virgen y reservamos. 

  • Troceamos el pollo y picamos en la Thermomix 10 segundos a velocidad 5. Si no tenéis picadora no pasa nada, pedidle a vuestro carnicero que os pique el pollo (aunque no en todas las carnicerías lo hacen).
  • Agregamos las espinacas, el huevo, el ajo, la pimienta, la sal y el perejil. Trituramos 5 segundos a velocidad 4. Si no tenéis picadora, troceamos las espinacas con un cuchillo, agregamos el huevo ya batido, y mezclamos bien, como cuando hacemos la mezcla de los filetes rusos. 

  • Con las manos cogemos una porción hermosa de la mezcla, y la aplastamos dándole la forma de la hamburguesa sobre el pan rallado, e insertamos unos trocitos de queso como veis en la imagen. Cuidado y paciencia, que es una mezcla muy jugosa. Damos la vuelta y pasamos la otra cara por el pan rallado. 
  • Una vez el aceite esté caliente, freímos las hamburguesas por ambos lados. Yo he dejado el lado del queso para el final. Escurrimos sobre papel absorbente. 

  • Servimos inmediatamente. Para una cena completa, nosotros lo hemos acompañado con un tomate en rodajas aliñado con un buen aceite, sal, orégano y albahaca. ¡Sano y delicioso!

viernes, 23 de marzo de 2018

Patatas a la importancia con gambones

Hola a todos,

El plato de hoy es una receta de las de toda la vida pero con un toque de lujo. Aunque he de reconocer que no como casi nunca patatas a la importancia, me declaro fan de este plato típico. Me parece sencillo, exquisito y resultón. ¡Me encantan! Y como el fin de semana se avecina más invernal que primaveral, es una buena ocasión para prepararlas. 



Puestos a declararse, también me declaro fan de Elena Aymerich, creo que ya os he hablado de ella en alguna ocasión. Tiene un programa llamado "Cocina de Familia" que me encanta, elabora recetas de todos los tipos: entrantes, principales, postres... con un toque especial, y que las hace aptas para toda la familia. De ahí he sacado esta receta, en la que yo he cambiado las gambas por gambones, me gusta más el sabor intenso de estos últimos, me parece que realza mucho el sabor de los platos. Si queréis ver la receta original, pinchad aquí. El paso a paso, como siempre, foto a foto, os lo dejo a continuación:



Ingredientes (4 personas):

  • 4 patatas medianas
  • 1 huevo
  • Harina para rebozar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla 
  • 1 diente de ajo
  • 250 ml. de vino blanco
  • 6 hebras de azafrán
  • 12 gambones
  • Sal
  • Perejil picado
Elaboración:
  • En primer lugar, vamos a elaborar un fumet de gambones. Para ello, pelamos los gambones, y en un cazo con 250 ml. de agua aproximadamente echamos las cabezas y las carcasas. Llevamos a ebullición y dejamos cocinar 10 minutos. Una vez pasado el tiempo, colamos y reservamos.
  • Mientras, pelamos, lavamos y cortamos las patatas en rodajas de 1 cm. de grosor aproximadamente. Añadimos la sal. 
  • Ponemos el aceite a calentar en un sartén y rebozamos las patatas por harina y huevo. Freímos hasta que estén doradas por ambas caras. Escurrimos sobre papel absorbente.
  • En la misma sartén donde hemos frito las patatas, reservamos un cucharada de aceite y pochamos el ajo y la cebolla picados. 
  • Un vez pochado, agregamos el fumet y el vino blanco. Cocinamos dos minutos a fuego fuerte y agregamos el azafrán, el perejil picado y las patatas. Dejamos cocinar 30 minutos a fuego medio-bajo. Corregimos de sal si lo vemos necesario. 

  • Cuando falten 5 minutos para finalizar, colocamos los gambones sobre las patatas y cocinamos tapado.  
  • Servimos inmediatamente. 

martes, 20 de marzo de 2018

Baklava de pistachos y chocolate negro

Hoy nos toca...

¡Desafío en la Cocina!

Qué rápido pasan los meses, cuando me he dado cuenta casi me pilla el toro, y he llegado al Desafío por unos días. No quería dejar pasar la ocasión de hacer este dulce turco que nos ha propuesto Rocío, del blog "Chismes y Cacharros".

Siempre que voy a Ferias Interculturales, o veo puestos de dulces turcos me llama la atención lo que le gustan a mucha gente, pero nunca me animo a probarlos porque a simple vista me parecen muy empalagosos. Así que he tenido la ocasión de descubrir, gracias a este Desafío, un dulce delicioso, que me ha sorprendido gratamente y a todo el que lo ha probado (si no, preguntad a mis compis del colegio que ellas ha sido mis "conejillos de indias"... ¡les ha gustado mucho!). 



El Baklava es un pastel turco a base de masa filo, una pasta de nueces trituradas como relleno y bañado en un almíbar de miel. Se cree que su origen se remonta a la antigua Mesopotamia, aunque hay quien también cree que los asirios (cerca del siglo VII a.C.) ya cocían en sus horno primitivos una masa de pan rellena de nueces bañada con miel. 

Yo no he utilizado miel en la elaboración del almíbar, ya que en casa no nos gusta demasiado, y para el relleno he aportado a las típicas nueces unos pistachos y chocolate negro rallado. ¿El resultado? Un dulce buenísimo, apto para todos los públicos, rápido y fácil de elaborar, incluso para principiantes.

Si queréis ver el resultado del Desafío de mis compañeros, pulsad aquí.



Ingredientes: 

  • Para el almíbar:
    • 150 ml. de agua
    • 200 gr. de azúcar
    • 170 gr. de chocolate negro
    • 10 gr. de zumo de limón
    • 1 cucharada de agua de Azahar
  • Para el relleno:
    • 200 gr. de pistachos tostados sin pelar
    • 100 gr. de nueces peladas
    • 150 gr. de chocolate negro 70%
  • Para el montaje:
    • 10-12 láminas de masa filo (en la cámara de masas refrigeradas del súper podéis encontrarla)
    • 100 gr. de mantequilla
    • 50 gr. de chocolate negro
  • 25 gr. más de chocolate fondant para decorar

Elaboración:
  • En pirmer lugar, vamos a realizar al almíbar con el tiempo suficiente para que se enfríe bien. Yo le hice a primera hora de la mañana y lo utilicé a primera hora de la tarde. Para ello, ponemos en un cazo a hervir el agua junto con el azúcar. Cuando llegue a ebullición lo dejamos a fuego medio 10 minutos. 
  • Una vez pasado el tiempo añadimos el zumo de limón y dejamos hervir un minutos más. Seguidamente, agregamos el agua de Azahar y dejamos hervir otro minuto. Dejamos atemperar y pasamos a un frasco de cristal. Reservamos. 

  • Para el relleno, yo he utilizado la Thermomix como picadora, pero si os gusta más encontraros los trocitos más grandes, sólo tenéis que picarlo a cuchillo, o con un picadora menos potente. Colocamos todos los ingredientes del relleno juntos y picamos. 

  • Ponemos el horno a precalentar a 180º. Para el montaje, pincelamos la base de una fuente para horno con mantequilla fundida, y colocamos la primera capa de masa filo. Hacemos lo mismo otras 9 veces más. Podemos alternar en una o dos capas el chocolate negro fundido para pincelar en lugar de la mantequilla.



  • Cuando hayamos hecho las 10 capas, estiramos el relleno, sin presionar demasiado.
  • Volvemos a repetir la operación de las capas pinceladas con mantequilla y chocolate, dejando la última sin pincelar. 
  • Cuando hayamos acabado, le hacemos cortes geométricos con un cuchillo afilado, y horneamos 20 minutos sobre la rejilla a 180º, y otros 10 a 150º, todo ello con calor arriba y abajo y sin ventilador. 

  • Sacamos del horno, y todavía bien caliente, regamos con TODO el almíbar (no os preocupéis, que lo absorbe perfectamente). 
  • Derretimos los 25 gr. de chocolate fondant y decorarmos con ayuda de una manga pastelera. 
  • Dejamos enfriar y servimos en porciones. ¡que aproveche!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...