domingo, 20 de enero de 2019

Whoopies

Buenos días!

Hoy os traigo un dulce desayuno o merienda de la mano del Desafío en la Cocina de este mes, ideal para domingos de manta y sofá, o para el almuerzo de los peques en el cole a media mañana. En este último caso es un sustituto perfecto para sustituir a la socorrida bollería industrial, aunque lo ideal es que el almuerzo sea variado, un día a la semana podemos optar por algo dulce, y mejor que sea casero, ¿no creéis?. Pues estos Whoopies de chocolate son ideales para cualquier ocasión, y están para chuparse los dedos, no hay más que ver la pinta que tienen...



Tienen su origen en Pensilvania, Estados Unidos, y eran comúnmente horneados por las mujeres Amish, quiene se los ponían a los agricultores en fiambreras, quienes al verlos exclamaban: "¡Whoopie!", de ahí su nombre. Se trata de dos bizcochitos unidos por una crema, a modo de hamburguesita. Yo he optado por unos de chocolate y crema de mantequilla, una receta sencilla y básica, que he adaptado de una receta original de Martha Stewart. Si queréis ver gran variedad de este pastelillo, no tenéis más que pinchar en el enlace para ver las propuestas de mis compañeros de Desafío.





Ingredientes:

  • Para el bizcochito:
    • 215 gr. de harina
    • 1 pizca de sal
    • 50 gr. de cacao puro en polvo sin azúcar
    • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
    • 1 cucharadita de levadura química
    • 115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    • 200 gr. de azúcar
    • 1 huevo L
    • 250 gr. de buttermilk (250 gr. de leche entera+1 cucharada de zumo de limón)
    • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Para el relleno:
    • 115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    • 300 gr. de azúcar glass
    • 60 gr. de leche entera
    • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
Elaboración:
  • En primer lugar, haremos los bizcochitos. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo sin ventilador. Tamizamos los ingredientes secos menos el azúcar (harina, sal, cacao, bicarbonato y levadura) y reservamos. A continuación, con el accesorio de la pala de la amasadora (si no tenéis amasadora podéis utilizar una batidora de varillas), batimos durante un par de minutos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremoso. 
  • Añadimos el huevo sin dejar de batir, el buttermilk y la vainilla. Seguido, vamos añadiendo poco a poco los ingredientes tamizados  y bajamos la velocidad del robot, hasta que estén los ingredientes bien integrados y tengamos una masa homogénea, tipo a la de un bizcocho.
     
  • Sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, echamos porciones de masa con una buena separación que hornearemos a altura media 10 minutos. 
  • Dejamos enfriar sobre una rejilla. 
  • Para preparar el relleno yo he utilizado la Thermomix, pero con una batidora de varillas lo haréis fácilmente también. Colocamos la mariposa en las cuchillas y añadimos al vaso los ingredientes. 

  • Batimos 1 minuto velocidad 3, y subimos a velocidad 3,5 30 segundos más, hasta que la textura sea como la del buttercream de un cupcake, firme y uniforme. 
  • Colocamos en una manga pastelera, rellenamos los whoopies y listos para disfrutar. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...