domingo, 20 de mayo de 2018

Tarta de números (la tarta de moda para el 6º Aniversario del Desafío en la Cocina)

Hola a todos!

Hoy os traigo una receta de la que muchos de vosotros habréis oído hablar: Tarta de Números. Es la tarta de moda de este año 2018, que ha sido popularizada por la repostera Adi Klinghofer. La receta es muy sencilla: dos bases sólidas (de galleta, masa sablé, hojaldre...) y una crema de relleno (de queso, nata, crema pastelera...), y una decoración vistosa y de escándalo, el punto fuerte de este dulce que entra por los ojos nada más verlo y dan ganas de comérselo sin pensarlo dos veces.



¿Que por qué la mía tiene forma de número 6? Pues porque este mes el Desafío en la Cocina cumple nada más y nada menos que 6 años compartiendo decenas de recetas, dulce y saladas. ¡Felicidades! Y sobre todo a las bosses, que se devanan los sesos pensando cuál será el siguiente desafío (y "aguantándonos", que no es poco, a veces las volvemos un poco locas...). El resto de Desafíos de mis compañeros podéis verlos aquí. 



En esta ocasión, yo he decidido hacer una masa sablé rellena de crema de queso, y decorada con frutos rojos y tonos en esa gama. Lo importante es echarle imaginación, vale todo: frutas, flores, gominolas, macarons, chocolatinas.... todo lo que se os ocurra será bienvenido. 



Ingredientes (para una tarta tamaño folio DIN A4):

  • Masa sablé:
    • 125 gr. de azúcar glass
    • 200 gr. de mantequilla fría cortada en trocitos
    • 360 gr. de harina
    • 1 huevo M
    • 1 cucharadita de esencia de vainilla
    • 1 pizca de sal
  • Crema de queso:
    • 200 ml. de nata para montar
    • 35 gr. de azúcar glass
    • 75 gr. de queso mascarpone
    • 75 gr. de queso crema
    • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Decoración:
    • Flores malvas
    • Frambuesas
    • Arándanos
    • Gominolas rosas y blancas
    • Fresas
Elaboración con Thermomix:
  • En primer lugar, vamos a hacer la masa. Para ello, vertemos todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y programamos 30 segundos a velocidad 5. 


  • Retiramos del vaso y estiramos entre 2 hojas de papel de hornear. Llevamos a la nevera 30 minutos. 
  • Sacamos de la nevera y con la plantilla elegida (en mi caso es el número 6), marcamos la forma en nuestra masa. Quitamos lo que nos sobre, podemos aprovecharlo para hacer galletas. Volvemos a llevar al frigorífico otra media hora. 


  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo y horneamos a altura media durante unos 15-20 minutos, hasta que veamos que los bordes empiezan a dorarse. Dejamos enfriar sobre una rejilla. Para la crema del relleno, colocamos todos los ingredientes en el vaso y mezclamos a velocidad 3 hasta que veamos que la mezcla está montada, vigilando por el agujero del bocal. 

  • Colocamos en una manga pastelera y vamos rellenando la primera base. Colocamos la segunda encima del relleno y repetimos el proceso. 

  • Ahora viene la parte que más me gusta: decorar. Recordad lavar bien las flores y los frutos que vayáis a utilizar. Sólo es cuestión de creatividad. Mantenemos refrigerada hasta el momento de servir. 



Elaboración tradicional:

  • En primer lugar, vamos a hacer la masa. Para ello, vertemos todos los ingredientes en el vaso de la amasadora, y con el accesorio del gancho amasamos durante 1 o 2 minutos, hasta obtener una masa homogénea y consistente. Si no tenéis amasadora, podéis ayudaros de una espátula de madera. 
  • Retiramos del vaso y estiramos entre 2 hojas de papel de hornear. Llevamos a la nevera 30 minutos. 
  • Sacamos de la nevera y con la plantilla elegida (en mi caso es el número 6), marcamos la forma en nuestra masa. Quitamos lo que nos sobre, podemos aprovecharlo para hacer galletas. Volvemos a llevar al frigorífico otra media hora. 
  • Precalentamos el hrono a 180º con calor arriba y abajo y horneamos a altura media durante unos 15-20 minutos, hasta que veamos que los bordes empiezan a dorarse. Dejamos enfriar sobre una rejilla. 
  • Para la crema del relleno, colocamos todos los ingredientes en la cubeta de la amasadora y con el accesorio de la varilla vamos montando a velocidad media-alta, hasta que veamos que tiene un aspecto como el de la nata montada.
  • Colocamos en una manga pastelera y vamos rellenando la primera base. Colocamos la segunda encima del relleno y repetimos el proceso. 
  • Ahora viene la parte que más me gusta: decorar. Recordad lavar bien las flores y los frutos que vayáis a utilizar. Sólo es cuestión de creatividad. Mantenemos refrigerada hasta el momento de servir. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...