viernes, 20 de mayo de 2016

Corona salada trenzada (4º aniversario de Desafío en la Cocina)

Buenas a todos!

Hoy es día 20, ¡madre mía qué rapido pasa el tiempo! parece que fue la semana pasada cuando estaba a vueltas con el desafío del mes pasado, la Tarta Ópera! Pues bien, como habréis deducido, si el mes pasado tocó desafío dulce, este mes toca... ¡salado!

Pero no es un Desafío en la cocina más, es una ocasión especial, ya que este mes el Desafío cumple 4 añitos! y ya de paso que felicitamos el cumple al Desafío en la Cocina, aprovecho para felicitarme a mi misma, porque este mes cumplo dos añitos como bloguera... ¡ya llevo dos años publicando recetas! Y como no podía ser menos para celebrar este importante acontecimiento, la propuesta era realizar una CORONA salada, como todo buen cumpleañero, el Desafío en la Cocina también tenía que tener su corona de cumpleaños, como hacemos en el cole con los niños, no?



No os puedo concretar quién ha sido la desafiadora del mes, porque para esta ocasión tan especial, nuestras queridas bosses se han puesto todas de acuerdo para proponer la receta. Los requisitos eran la elaboración de una corona, con su agujerito en el centro, rellena de algún ingrediente salado, con una masa casera (no comprada) y con una vela con el número 4 o un cartel haciendo alusión a este feliz acontecimiento. Mi propuesta es una corona salada trenzada, que a la vista queda muy chula (y al paladar, ¡ni os cuento!), rellena en este caso de tomate, queso, pavo y bacon. La realicé el sábado para una cena con amigos después de ver la final de la Liga, ¡y no quedaron ni las migas!



Ay, ¡que se me olvida! si queréis ver las demás obras de arte de mis compañer@s de Desafío, sólo tenéis que pinchar en el siguiente enlace.



Ingredientes:

  • Para la masa:
    • 150 ml. de leche tibia
    • 50 gr. de mantequilla
    • 3 yemas de huevo
    • 400 gr. de harina
    • 20 gr. de levadura fresca
    • Una cucharadita de orégano
    • Una cucharadita de albahaca
    • 1 huevo batido para pincelar
  • Para el relleno:
    • 8 lonchas de queso Emmental
    • 10 lonchas de pechuga de pollo (o de pavo)
    • 8 lonchas de bacon ahumado
    • un chorrito de tomate
Elaboración:
  • Comenzamos con la masa. Templamos la leche y deshacemos en ella la levadura. Tamizamos la harina en el bol de la amasadora y añadimos el resto de los ingredientes de la masa, a excepción del huevo que usaremos para pincelar. 
  • Amasamos hasta obtener una masa lisa y homogénea, que no se pegue a las manos. En el robot ha tardado unos cinco minutos, a mano probablemente sean unos 10. 
  • Reservamos en un sitio cálido y sin corrientes tapado con un trapo de cocina seco durante una hora y media hasta que doble su volumen. Yo lo meto en el horno apagado, precalentado a 50º, que es el mínimo que me permite. Pasado el tiempo, enharinamos la superficie de trabajo y vamos dándole forma más o menos rectangular con un rodillo. 
  • Vertemos un chorrito de tomate frito y extendemos con ayuda de una cuchara. Vamos colocando el queso, el pollo o el pavo y el bacon en capas, como veis en la imagen, para que luego no se nos "desborde" al enrollar y darle la forma. 

  • Enrollamos con mucho cuidado por el lado más largo. Cuando vayamos a finalizar, podemos humedecer con un poquito de agua el extremo, para que se pegue bien la masa. 
  • Con un cuchillo de sierra, cortamos a la mitad nuestro rollito de forma longitudinal, dejando un extremo unido, como veis en la imagen. 
  • Enrollamos nuestros dos cabos. 
  • Damos la forma de corona y unimos con cuidado los extremos. Yo la he colocado ya sobre la bandeja del horno cubierta con papel de hornear. Como tiene que volver a levar y doblar su volumen, yo le puse una bola de papel del aluminio en el centro para que no perdiera el agujero, pero podéis ponerle cualquier cosa que tengáis por casa, siempre y cuando aguante el calor del horno. 
  • Dejamos levar en un sitio cálido y sin corrientes, perfectamente puede ser el horno apagado, durante una hora y media o dos horas. 
  • Pasado ese tiempo, sacamos y pincelamos con huevo batido, ponemos a calentar el horno a 180º y cuando le tengamos a punto, horneamos unos 25 minutos, hasta que veamos que está doradita y... ¡a disfrutar! (Dejad que se temple un poco, que si no quema!)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...