sábado, 2 de mayo de 2015

Solomillo Wellington

Hola a tod@s!

Lo primero es lo primero: ¡FELICIDADES a todas las mamis! En especial, y sobre todo, a la mía que, cómo no, es la mejor madre del mundo!

La entrada de hoy se la dedico a todas ellas. Para mí es una receta muy especial, es de los primeros pasos que di en esto de la cocina, hace unos 3 años. Este solomillo que hoy os propongo es un plato que es como la San Miguel, "Donde va, triunfa" jejeje. Es un plato sabroso, jugoso y muy original. De hecho, yo creo que a todos los comensales que he invitado a este plato les ha gustado. Además, es muy fácil de hacer, como digo, fue uno de mis primeros "pinitos" en la cocina; así que si sois principiantes y queréis triunfar con vuestros invitados, ya sabéis, manos a la obra con este solomillo (al que, por cierto, las fotos no hacen justicia). 



Es un plato de origen anglosajón. Se dice que lleva el nombre del primer duque de Wellington, el militar británico Arthur Wellesey, cuya gran victoria data de la batalla de Waterloo sobre Napoleón Bonaparte. La mezcla del hojaldre, el foie gras y la carne le entusiasmó tanto que dicen que exigía que fuera el plato principal de todos los banquetes que él presidiera.

Ingredientes:

  • 2 solomillos de cerdo
  • 2 planchas de hojaldre
  • Una cebolla
  • 2 medallones de foie de pato
  • 400 ml. de nata para cocinar
  • Aceite de oliva virgen
  • Pimienta blanca
  • Sal de vino (también podéis utilizar sal normal)
  • 1 huevo batido
Elaboración:
  • En primer lugar, vamos a picar la cebolla muy pequeña y a pocharla con un chorrito de aceite de oliva. 
  • Una vez pochada, añadimos el foie troceado y mezclamos bien a fuego medio durante un par de minutos.

  • Mezclamos con la nata y dejamos reducir unos 10 minutos a fuego medio (yo le pongo al 4 de 9)
  • Mientras reduce el relleno, preparamos el solomillo. Como veis en la imagen, yo le realizo un corte longitudinal al medio para meterle relleno en medio y que así quede más jugoso. 
  • Salpimentamos y marcamos en la plancha con un chorrito de aceite de oliva virgen. 

  • Estiramos el hojaldre en la fuente de horno que vayamos a utilizar y colocamos parte del relleno como vemos en la imagen.
  • Colocamos el solomillo y rellenamos el corte que le hemos hecho al medio. 
  • Rociamos con más relleno y cerramos el hojaldre. 

  • Realizamos los mismos pasos con el otro solomillo.
  • Pintamos con huevo batido y la ayuda de un pincel de silicona y horneamos 30-35 minutos (dependiendo del grosor del solomillo) con el horno precalentado a 180º, con calor arriba y abajo. 
  • ¡Listo para degustar! (La foto no hace justicia a lo bueno que está, ¡de verdad!)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...