martes, 1 de noviembre de 2016

Pan de Muerto

Buenos días

Hoy es día 1 de Noviembre, en nuestro país se celebra el día de Todos Los Santos, aunque otras celebraciones, como Halloween se han popularizado de tal forma que casi pesa más su celebración que la de Los Santos. En otros países, como México, se celebra el Día de los Muertos, el 1 de Noviembre lo dedican al alma de los niños, y el día 2, al de los adultos. 



Su origen se remonta a la cultura prehispánica y europea, las cuales enriquecieron las ceremonias y los ritos de esta festividad. Se cree que en este día, las almas de los seres queridos regresan de ultratumba, así que se colocan ofrendas (su comida o bebida favorita, calaveritas de dulce, juguetes para los niños...), se visitan los cementerios y se colocan velas para iluminar el camino de regreso... Entre todas estas tradiciones encontramos el Pan de Muerto, el objeto de la entrada de hoy: el más popular es redondo, cubierto de azúcar y con tiras que simulan ser los huesos.



Vamos con la receta, basada en una de Bruno Oteiza. Sale un pan bien hermosote, para unas 12-14 raciones. A mi me recuerda a un bollo tipo brioche, con un toque similar al del Roscón de Reyes, un sabor muy muy bueno, que en casa ha gustado mucho, así que os animo a probar.

Ingredientes:

  • 450 gr. de harina de fuerza
  • 25 gr. de levadura fresca
  • 4 huevos M + 1 huevo para pincelar
  • 60 ml. de leche
  • 120 gr. de azúcar + 50 gr.para decorar
  • 180 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de agua de azahar + 1 cucharadita para decorar
  • La ralladura de un limón pequeño
Elaboración:
  • Tamizamos la harina en un bol
  • Añadimos el azúcar, la ralladura de limón y 3 huevos. Mezclamos. 


  • Cuando esté bien integrado, añadimos el último huevo e integramos con lo anterior. Deshacemos la levadura en la leche tibia.
  • Incorporamos al bol y mezclamos. 

  • Agregamos el agua de azahar y vamos introduciendo la mantequilla en trozos, sin dejar de mezclar.
  • Cuando tengamos una masa lisa y homogénea, algo pegajosa, engrasamos un bol con mantequilla y dejamos que doble su volumen durante 2 horas, tapado con un trapo en un lugar cálido y sin corrientes. 

  • Hacemos una bola grande, y con el resto de la masa, una bola más pequeña que colocaremos en el centro (simboliza una calavera) y cuatro tiras de masa (que simbolizarán huesos, si sois capaces de darle forma de hueso, mejor, yo no fui capaz)
  • Pincelamos con huevo batido y decoramos con el azúcar humedecido con una cucharadita de agua de azahar y otra de agua.
  • Introducimos en el horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo durante 25-30 minutos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...