jueves, 2 de junio de 2016

Pan de leche con Nutella

Buenas a tod@s!

Desde hace muchos años, uno de mi bollitos preferidos son los panes de leche (aunque, por supuesto, el número uno lo siguen ocupando los croissants, que son magníficos!), con ese sabor suave que tienen, y esa versatilidad para rellenarlos de lo que más te apetezca, ya sea dulce o salado. 



Hoy vamos a elaborar unos panecillos de leche rellenos de Nutella, esa crema de cacao y avellanas que yo creo que al 90% de la población nos encanta y nos hace caer en la tentación. ¿Quién no se ha chupado el dedito con Nutella alguna vez? jejeje.



Pues bien, yo creo que esta receta no tiene mucha más presentación, solamente deciros que es muy fácil y que os animéis a hacerla, que es muy fácil y ya veréis como triunfáis, sobre todo si tenéis peques por casa.  

Ingredientes (para 7 bollitos):

  • 125 gr. de leche
  • 50 gr. de azúcar
  • 25 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 19 gr. de levadura fresca
  • 300 gr. de harina de fuerza
  • Una pizca de sal
  • 100 gr. de Nutella, aproximadamente.
Elaboración:
  • En primer lugar, templamos la leche unos 30 segundos en el microondas y disolvemos la levadura en ella. Reservamos. 
  • En el bol de la amasadora (si no tenéis amasadora, podéis hacerlo con el accesorio de amasar de las varillas eléctricas, o a mano, primero ayudándoos de una espátula de madera, y seguidamente, a mano) colocamos la harina tamizada, el azúcar y la mantequilla en trocitos. Amasamos.

  • Cuando esté bien mezclado añadimos el huevo. Cuando el huevo esté bien integrado, la leche con la levadura y amasamos hasta obtener una masa no pegajosa y homogénea. 
  • Formamos 7 bolas con la superficie enharinada. 
  • Con ayuda de un rodillo, estiramos cada una de las bolas y colocamos la Nutella en el centro. Con ayuda de un cortapizzas, realizamos unos cortecitos como los de la imagen en uno de los bordes. 
  • Cerramos el panecillo, empezando primero por los lados, para que no se salga la Nutella, y luego enrollandolo. Colocamos sobre la bandeja de horno, cubierta con papel de hornear o una lámina de silicona apta para el horno. 
  • Dejamos levar una hora en un sitio cálido y sin corrientes tapado con un paño de cocina. Pasado el tiempo, pintamos con un poco de huevo batido y mientras precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo. 

  • Horneamos unos 20 minutos, hasta que veamos que estén doraditos, y...
  • ¿Podremos esperar a que se enfríen? jeje
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...