miércoles, 6 de abril de 2016

Magdalenas de chocolate y arándanos

Buenas noches a todos!
Después de un par de semanas desconectada (he estado de vacaciones jejeje), volvemos a la carga con una receta dulce, ideal para cualquier desayuno o merienda...



¡No me puedo creer que no tenga unas magdalenas publicadas! Con lo que nos gustan para desayunar, ya sean de nata, de limón, de chocolate, rellenas de mermelada... o de cualquier cosa que ande por la despensa! Lo ricas que están bien empapaditas por la mañana en el colacao o el café, o para merendar acompañadas de un zumo, un té...



Hoy os propongo probar las últimas que he hecho, aprovechando unos arándanos desecados y unas pepitas de chocolate que tenía por casa. El resultado ha sido buenísimo, y como me salieron 18 magdalenas y para nosotros, que somos dos de momento ;) , eran muchas, me puse a repartir unas pocas por aquí y otras pocas por allá. Total, que todo el mundo que las probó quedó encantado... así que, ya estáis tardando en echar a correr a la cocina para inundar la casa con ese delicioso olor a magdalena recién horneada, mmm......!

Ingredientes:
  • 250 gr. de harina
  • 200 gr. de azúcar blanco
  • 50 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de chocolate para postres
  • 250 ml. de leche
  • 3 cucharaditas de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 40 gr. de arándanos desecados
  • 50 gr. de pepitas de chocolate
Elaboración:
  • En primer lugar, troceamos en un bol el chocolate y la mantequilla. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo con ventilador (si no tenéis ventilador, no pasa nada).
  • Fundimos en el microondas en golpes de 30 segundos. Mezclamos bien y reservamos. 
  • Batimos el huevo 
  • Añadimos la leche y la mezcla de mantequilla y chocolate, y seguimos batiendo

  • Agregamos el azúcar, la sal y la harina tamizada con la levadura. Mezclamos con movimientos envolventes hasta obtener una masa homogénea y sin grumos. 

  • Por último, añadimos las pepitas de chocolate y los arándanos con movimientos envolventes. Estos últimos yo les partí a la mitad porque me parecían demasiado grandes, pero es cuestión de gustos. 
  • Ahora vamos a rellenar nuestros moldes hasta 3/4 partes aproximadamente de su capacidad. Aquí tenemos varias opciones:
    • Si utilizamos moldes de papel, los colocaremos en una base para hornear magdalenas como el que veis en la imagen. En mi caso es de silicona, pero también los hay metálicos. Si ponemos los moldes de papel sueltos sobre la bandeja de horno sin nada "que los aguante" seguramente se nos desparramarán la mayor parte de las magdalenas al rellenar las cápsulas.
    • También podemos utilizar una máquina para cupcakes, que ya vienen con los huecos marcados para meter las cápsulas (bien de papel o de silicona), hornean y reparten el calor estupendamente. Pero ojo! normalmente tardan menos tiempo en hornear las magdalenas que el horno, en las instrucciones suele venir. 
    • Otra opción es utilizar moldes de silicona reutilizables (éstos son con los que empecé yo), que podemos usar como molde para verter la masa directamente, o para meter la cápsula de papel para que no se nos desparrame al verter la masa. 
  • Horneamos 20 minutos aproximadamente a altura media, hasta que al pincharlas salga el cuchillo limpio.
  • Ahora solo nos queda echarle un poco de paciencia para esperar a que se enfríen, prepararnos un chocolate, café, te... ¡y a disfrutar!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...