miércoles, 25 de marzo de 2015

Cottage Pie

Buenas noches a tod@s!

Hoy os propongo una receta a base de carne picada y patatas, dos ingredientes que siempre tenemos a mano. La receta de hoy es un Cottage Pie, un pastel de carne de origen inglés que cambia de nombre según el tipo de carne que utilicemos: si utilizamos cordero, su denominación es Shepherd´s Pie; si utilizamos carne de ternera, como es nuestro caso, su nombre es Cottage Pie; por último, podemos realizar una variante vegana, sin carne, cuyo nombre sería Sherphersless (con tofu).

Hay muchas variantes que este pastel de carne sea diferente: las especias utilizadas, el tipo de carne, el aderezo... pero todas tienen en común que llevan una capa de carne como base, patata encima y se finaliza en el horno.



Después de esta introducción a la receta del día, os diré que yo no soy muy amiga del puré de patata (siempre que lo he probado es del que te viene en polvos, y la verdad es que no me gustaba nada); pero esta vez me decidí a atreverme con él (vista la buena pinta que tenía el plato), y la verdad es que el resultado ha sido muuuuucho mejor de lo esperado. Ya tengo un plato más para anotar en mi recetario habitual, así que tomad nota: 

Ingredientes:

  • 500 gr. de carne picada de ternera
  • 2 zanahorias
  • 1/2 cebolla
  • Aceite de Oliva Virgen 
  • 250 ml. de caldo de carne o de pollo
  • 250 ml. de vino tinto
  • 2 cucharadas de salsa Worcestershire
  • Pimienta recién molida
  • Orégano
  • Albahaca
  • Ajo en polvo
  • Sal
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 4 patatas medianas
  • 2 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de queso parmesano o grana padano en polvo
Elaboración:
  • En primer lugar, rehogamos la cebolla cortada en juliana y la zanahoria rallada con una sartén con un chorrito de aceite de oliva hasta que estén blanditas.

     
  • Agregamos la carne picada y rehogamos hasta que coja color. 
  • Agregamos las especias y la sal y rehogamos un par de minutos más para que coja bien todos los sabores. 
  • Ahora, subimos a fuego fuerte, agregamos la salsa Worcestershire (o salsa Perrins) y el vino tinto. Removemos y dejamos un par de minutos al fuego fuerte para que se evapore el alcohol.
  • Una vez evaporado el alcohol, añadimos el caldo de carne y la cucharada de tomate, removemos, bajamos a fuego medio (yo al 5 de 9) y dejamos unos 20 minutos, hasta que la salsa espese. 

  • El aspecto final será algo así:

  • Mientras se hace la carne, vamos a poner en una olla las patatas peladas, lavadas y cortadas en cuartos, a cocer en una olla con agua y sal unos 30 minutos. 
  • Preparamos la mantequilla, las yemas de huevo y el queso en polvo. 
  • Una vez cocidas las patatas, vamos a pasarlas por el pasapurés sobre una ensaladera. 
  • Añadimos las yemas de huevo, la mantequilla y el queso. Mezclamos bien con un tenedor hasta obtener un puré homogéneo. Reservamos. 
  • Ahora, vamos a montar el plato. Lo primero, ponemos el horno a precalentar a 180º con calor arriba y abajo. Yo lo he hecho sobre un molde desmoldable de 26 cm. y me ha quedado un pastel delgadito. Ya sabéis, si le queréis más gordito, sólo tenéis que utilizar un molde más pequeño. En primer lugar, colocamos la capa de carne y la aplastamos un poco con un tenedor, para que quede bien compacta. 
  • Extendemos, con ayuda de una espátula de silicona, el puré de patata. 
  • Espolvoreamos con queso rallado, horneamos a 180º unos 25 minutos, desmoldamos con cuidado y....
  • ...¡que aproveche!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...