lunes, 30 de marzo de 2015

Babka de chocolate

Buenas noches!

Hoy os traigo una receta dulce, típica de la época de Pascua, que ya tenemos tan cercana, ideal para cualquier desayuno o merienda, un rico Babka de chocolate.



Este dulce tiene dos versiones: La primera de ellas, un pastel esponjoso con levadura, que se prepara tradicionalmente para el domingo de Pascua en Polonia, Lituania, ESlovaquia, Bielorrusia, Ucrania y Rusia Occidental, y se trata de un pastel con levadura muy alto con algún tipo de relleno de frutas, especialmente pasas, y se glasea con un escarchado sabor a fruta. La segunda versión, la nuestra, está relacionada con la tradición judía del Este de Europa. Esta versión se elabora a partir de una tira de masa con levadura doble y trenzada. En lugar del relleno de fruta la masa contiene canela o chocolate, en mi caso... ¡chocolate!



La receta la he sacado del blog de María Lunarillos, cuando la ví me pareció irresistible, y la verdad es que el resultado ha sido fantástico.

Vamos, las manos a la masa:

Ingredientes (salen dos panes de tamaño mediano, o uno grande):
  • Masa:
    • 265 gr. de Harina de fuerza
    • 40 gr. de azúcar
    • 60 gr. de agua
    • 1 huevo grande
    • 10 gr. de levadura fresca
    • Una pizca de sal
    •  75 gr. de mantequilla blanda
  • Relleno:
    • 55 gr. de mantequilla
    • 50 gr. de chocolate para postres
    • 25 gr. de cacao puro en polvo
    • 25 gr. de azúcar glass
Elaboración:
  • En primer lugar, mezclamos durante 2 minutos todos los ingredientes de la masa en un bol con ayuda de los ganchos de la batidora de varillas. Dejamos reposar unos 15 minutos. 
  • Pasado ese tiempo, volvemos a mezclar durante otros 2 minutos y reposamos otros 15. 
  • Agregamos la mantequilla ablandada y mezclamos con los ganchos hasta que esté bien integrada. Dejamos reposar dentro del horno apagado tapado con un trapo (podemos precalentarle a 30º y apagarle cuando metamos la masa, para que suba mejor) unas dos horas, hasta que haya doblado su volumen. 

  • Cuando tengamos la masa casi lista, vamos a ir preparando el relleno. Para ello, comenzamos fundiendo la mantequilla y el chocolate en un cazo. 

  • Cuando esté fundido, agregamos el cacao y el azúcar glass, y mezclamos con ayuda de la espátula de silicona hasta que los ingredientes estén bien integrados. Dejamos templar. 
  • Vamos a enharinar la superficie de trabajo y a estirar la masa con ayuda del rodillo, dándole forma rectangular. 
  • Estiramos el relleno de chocolate con la espátula de silicona, dejando en el lado izquierdo un par de dedos de margen, como se ve en la foto.
  • Empezamos a enrollar por el lado derecho, con mucho cuidado hasta que acabemos con toda la masa. Podemos humedecer el borde con un poco de agua, para que se pegue la masa y cerrar nuestra espiral. 
  • Cuando lo tengamos enrollado, con ayuda de un cuchillo bien afilado, cortamos nuestra espiral longitudinalmente, como vemos en la imagen.

  • Colocamos con el corte hacia arriba. 
  • Enrrollamos ambas tiras como vemos en la foto:
  • Yo lo he cortado a la mitad para hacer dos panes medianos, pero si tenéis un molde grande, podéis hacer un pan grande. Recordad forrar dicho molde con papel para horno. 
  • Dejamos reposar durante una hora y media aproximadamente en el horno tapado con un trapo (podemos precalentarle como en la primera fermentación), hasta que doble su volumen. 
  • Precalentamos el horno arriba y abajo sin ventilador a 190º, y horneamos unos 20 minutos si los panes son medianos y 30 minutos si es uno grande, hasta que lo pinchemos con un pincho y éste salga limpio. Dejamos enfriar sobre una rejilla, y si podéis esperar a que se enfríe... ¡listo para comer!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...