martes, 10 de febrero de 2015

Solomillo de cerdo con bechamel de piquillo

Hola a tod@s!

Hace mucho que no escribo una entrada nueva (y no será porque no tenga muchas recetillas pendientes...) pero ando algo liada con varios asuntos que tengo entre manos y acabo de encontrar el hueco perfecto para esta entrada de carne que llevaba tiempo queriendo compartir con todos vosotros.

Es una receta ideal y diferente para una cenita romántica, bien baratita para estos tiempos que corren y muy resultona. Así que ya sabéis, si queréis sorprender en San Valentín (que está a la vuelta de la esquina), coged la cesta de la compra y poneros manos a la obra, veréis que resultado más soprendente.

La receta está basada en una entrada del blog de Carolina; "Tomillo, laurel y otras cosas de comer". Ella propone rellenarlo de mozzarella, pero a nosotros nos gustan las comidas con bien de sabor, tirando a fuertes, así que lo he cambiado por queso de rulo de cabra, y lo he espolvoreado con queso rallado de mezcla de cuatro quesos.



¿Nos ponemos manos a la obra?. Apuntad para comprar:

Ingredientes: 

  • 1 solomillo de cerdo
  • 7 rodajas de rulito de queso de cabra
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • Leche
  • Dos pimientos de piquillo
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Nuez moscada
  • Aceite de Oliva Virgen
  • Queso rallado especial "4 quesos"
Elaboración:

  • Cortamos el solomillo en medallones de un dedo de grosor, aproximadamente. 
  • Salpimentamos y marcamos la carne en la plancha a fuego fuerte (yo al 7 de 9) con un poco de aceite de oliva. 

  • Colocamos en un plato "por parejas", intentando emparejar medallones de aproximadamente el mismo tamaño. 
  • Colocamos una rodaja de queso de cabra en uno de los medallones de cada pareja. Reservamos.
    • NOTA: Cuando cortamos el queso de cabra, aunque tengamos un cuchillo especial para quesos blandos, muchas veces se nos pega al cuchillo y se desarma la rodaja. Para que esto no pase, yo abro el grifo con un hilito de agua, y mojo un poco el cuchillo antes de cortar cada rodaja, así consigo que las rodajas me salgan enteritas.
  • Fundimos la mantequilla en una sartén.
  • Añadimos la cucharada de harina y tostamos. 
  • Vamos agregando leche y removiendo hasta obtener una bechamel ligera. A mitad de la cocción agregamos la sal y una pizca de nuez moscada, que a la bechamel le da un toque muy especial. Reservamos.


  • Ponemos en el vaso de la batidora los pimientos y un chorrito de leche. Batimos. 

  • Mezclamos con la bechamel que tenemos en la sartén y cocinamos 2-3 minutos a fuego bajo. 

  • Ponemos a precalentar el horno arriba y abajo a 180º. "Montamos" los solomillos con un palillo, colocando capa de solomillo-queso-solomillo. Colocamos en una fuente apta para el horno. 
  • Vertemos la bechamel sobre los solomillos, cubriendo la totalidad de ellos. 
  • Espolvoreamos con el queso rallado. 
  • Llevamos al horno unos 15 minutos, el tiempo para que se funda y gratine el queso y se termine de cocinar la carne. Servimos y... ¡a disfrutar!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...