domingo, 25 de enero de 2015

Croissants

...O mejor dicho: "El Croissant perfecto", como dice el título de la entrada de "Aliter Dulcia".

     ¡Madre mía qué buenos están! ¿A quién no le apetece en esta tarde de domingo invernal un buen chocolate caliente con un croissant para mojar?



     Pues hoy os traigo LA receta perfecta para elaborar con nuestras propias manos este dulce de repostería que gusta a todo el mundo, ya sea untado en un café o en un chocolate para desayunar, a la plancha con mantequilla y mermelada, o para un picoteo relleno de jamón, queso, vegetal, atún y mayonesa... ¿no se os hace la boca agua? Como sé que a muchos de vosotros es así, no me voy a enrollar más y vamos con la receta (aunque un poco "trabajosa", merece 100% la pena!)



Ingredientes (para 12 croissants hermosos)

  • Para la masa
    • 500 gr. de harina de fuerza
    • 25 gr. de levadura fresca de panadería Levital
    • 70 gr. de azúcar
    • 100 ml. de leche
    • 160 gr. de agua
    • 10 gr. de sal
    • 280 gr. de mantequilla sin sal
  • Para el acabado:
    • 1 huevo
    • Un chorrito de leche
    • Azúcar
Elaboración:
  • Colocamos la harina tamizada en un bol amplio y formamos un volcán.
  • Desmenuzamos la levadura en el centro. 
  • Agregamos la leche, el agua y la sal. Amasamos 5 minutos y dejamos reposar otros 5 tapado con un trapo húmedo. 

  • Volvemos a amasar otros 5 minutos y dejamos reposar otros 5. Repetimos la operación 4 ó 5 veces, hasta que obtengamos una masa lisa y homogénea. Tapamos de nuevo y llevamos una hora a la nevera. 



  • Colocamos la mantequilla sobre film transparente y la tapamos con otro trozo de film. 
  • Estiramos con ayuda del rodillo (al principio seguramente tendremos que golpearla) hasta que tenga un grosor de unos 4 milímetros, que esté bien finita. Reservamos en la nevera (Es MUY importante que la masa se conserve fría en todo momento)
  • Tras la hora de levado en frío, la masa tendrá un aspecto similar a éste.
  • Enharinamos la superficie de trabajo y estiramos la masa. 
  • Colocamos la lámina de mantequilla encima. 
  • Cerramos la masa, volviendo la masa que sobresale por los laterales de la mantequilla como si quisiéramos envolver ésta. 

  • Doblamos por la mitad, tapamos con el film y llevamos media hora a la nevera. 
  • Pasado el tiempo, sacamos de la nevera y estiramos con ayuda del rodillo, volvemos a doblar la masa SIEMPRE HACIA EL MISMO LADO que la hemos doblado en el paso anterior, tapamos con el film y llevamos otra media hora a la nevera. Repetimos la operación unas 5-6 veces más.

  • Para finalizar, doblamos la masa como os muestro en la imagen y llevamos media hora más a la nevera. 
  • Cortamos por la mitad, observad bien el corte, como se distinguen las capitas de masa y de mantequilla. 
  • Con la mitad de la masa, enharinamos la superficie de trabajo y estiramos con el rodillo. La otra mitad la reservamos en la nevera. 
  • Con ayuda del cortapizzas, cortamos 6 triángulos.
  • Enrollamos cada triángulo empezando por la parte más ancha, para dar la forma a nuestros croissants. Colocamos sobre la bandeja del horno cubierta con una lámina de silicona apta para hornear o papel de horno. Tapamos con un trapo y dejamos que doblen su volumen en un lugar cálido y sin corrientes. Hacemos lo mismo  con la otra mitad de la masa. 
    • Si queréis congelarlos, éste es el momento, antes del levado; los envolvéis por separado el film transparente y al congelador. Cuando queráis consumirles, sólo tenéis que sacarles la noche anterior, desenvolverles y dejarles sobre la bandeja del horno tapados con un trapo toda la noche para que se descongelen y leven, y realizamos los pasos siguientes. 
  • Éste será el aspecto una vez hayan levado. Ponemos el horno a precalentar a 180º con calor arriba y abajo con ventilador. 
  • Batimos un huevo con un chorrito de leche y pincelamos con cuidado con ayuda de un pincel de silicona.
  • Espolvoreamos con azúcar.
  • Horneamos unos 15 minutos o hasta que estén dorados. 
  • ¡A disfrutar!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...