martes, 13 de enero de 2015

Cheesecake con frambuesas

Hola a todos!

      Hoy os traigo una tarta especialmente dedicada para tod@s aquell@s amantes de la Tarta de queso (que sé que sois muchos). Es una tarta con un sabor suave y delicado, con un contraste de frambuesa que hace que sea espectacular. 

     No es nada complicada de hacer, puede hacerla hasta el más principiante en esto de los fogones, y os aseguro que será un éxito seguro. Además, al cocerse en el horno, no correréis el riesgo de que se os pegue, como en algunas versiones de la tarta de queso hechas en cazuela (y no por ello menos apetitosas, un día compartiré con vosotros la tarta de queso que hace mi madre que es fantástica tambien!)

     Como dice Mara, autora del blog "Más dulce que salado", del que he sacado esta receta (un pelín "tuneada" y adaptada a lo que tenía en casa), esta tarta destrona a la Tarta de queso perfecta, ¡es deliciosa!.



Vamos manos a la obra:

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 1 paquete de galletas María
    • 40 gr. de mantequilla sin sal derretida 
  • Para la crema:

    • 250 gr. de queso Philadeplhia
    • 100 gr de queso mascarpone
    • 150 gr de frambuesas (yo las compré congeladas, las podéis encontrar en Carrefour y en Hipercor)
    • 1 yogur Griego (yo utilicé uno con mermelada de fresas, que es lo que tenía en casa)
    • 2 huevos "L" y una yema
    • 80 gr de azúcar
    • 20 ml de coulis de sirope de fresa (yo lo calculo a ojo, un buen chorrito)
    • 1 1/2 cucharada sopera de harina


  • Para decorar:
    • 50 gr. de chocolate fundido
    • Unas frambuesas
    • Hojitas de hierbabuena
Elaboración:
  • En primer lugar, vamos a empezar por la base: Trituramos las galletas con ayuda del accesorio picador de la batidora. 
  • Derretimos la mantequilla en el microondas. 
  • En un bol, mezclamos bien las galletas y la mantequilla. 

  • Forramos la base de nuestro molde con papel de hornear y extendemos la mezcla de galletas y mantequilla por toda la base. Presionamos bien con la mano hasta que esté bien compacto. Reservamos en la nevera. 
  • Mientras tenemos la base en la nevera, vamos a preparar la crema. Para ello, ponemos el horno a calentar a 160º arriba y abajo. En un bol amplio, mezclamos el Philadelphia con el Mascarpone y el azúcar, hasta obtener una mezcla homogénea. Si tenéis una batidora de varillas, os será de gran ayuda; si no, podéis utilizar la varilla manual. 

  • Agregamos el yogur y un huevo, y batimos hasta que esté bien integrado. 

  • Añadimos el otro huevo y seguimos batiendo hasta que esté bien integrado también. 

  • Agregamos la yema y batimos.

  • Añadimos el sirope (como véis, yo lo eché un poco "a ojo", un buen chorrito para darle colorcillo.

  • Sin dejar de remover, añadimos la harina, y mezclamos hasta que obtengamos una mezcla homogénea, sin grumos. Resevamos en la nevera.

  • Sacamos la base de la nevera y extendemos las frambuesas, previamente descongeladas, sobre toda la base. 
  • Con cuidado, vertemos la crema que hemos reservado en la nevera y llevamos la tarta al horno, 15 minutos a altura media. 

  • Pasado ese tiempo, bajamos el horno a 120º y dejamos nuestra tarta unos 40 minutos más, hasta que veamos que la tarta está cuajada pero ligeramente temblorosa por el centro. Dejamos que se enfríe por completo dentro del horno apagado, para que termine de hacerse poco a poco.
  • Derretimos el chocolate y con ayuda de una manga pastelera, decoramos nuestra tarta. Finalizamos el adorno con unas frambuesas y unas hojitas de hierbabuena. 
  • Tapamos con flim y dejamos reposar en la nevera durante al menos 24 horas. Si podéis aguantar ese tiempo....¡este es el resultado! (Siento que la foto no sea muy buena, pero es lo que me dejaron hacer el día de la barbacoa que la comimos....así que imaginaros lo buena que estaba!)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...