domingo, 27 de septiembre de 2015

Tigres

Hola a tod@s!

Vamos a continuar con nuestro recetario navideño, pero en este caso vamos a elaborar un receta salada. 

¿A quién no le gustan los mejillones tigre? ¿Os animáis a elaborar conmigo este tradicional entrante? Hará las delicias de los grandes y de los pequeños, y su elaboración es más sencilla de lo que pueda parecer.

Con estas cantidades salen aproximadamente unos 30 mejillones, pero si os resultan muchos, podéis congelarlos perfectamente, como hacemos con las croquetas. 



¡Manos a la obra!

Ingredientes:

  • 1 malla de 1 kg. de mejillones
  • 200 gr. de gambas peladas
  • 6 bocas de mar
  • 3 cucharadas de aceite de oliva vigen extra
  • 30 gr. de harina
  • La leche necesaria para la bechamel
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • 1/2 vaso del caldo de cocción de los mejillones
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen abundante para freirlos.
Elaboración:
  • Ponemos en una cazuela con agua y una pizca de sal los mejillones para que se abran. 

  • Colamos medio vaso del caldo de los mejillones y reservamos.
  • Sacamos la carne de los mejillones y los limpiamos con ayuda de una tijera. Reservamos por un lado la carne y por otro las cáscaras.
  • Con ayuda de una tijera de cocina, picamos los mejillones en trozo pequeños. 
  • Picamos las gambas, las bocas de mar y mezclamos. 


  • En un cazo, ponemos a calentar el aceite. 
  • Cuando esté caliente, agregamos la harina y mezclamos hasta que se tueste. 

  • Agregamos el caldo de los mejillones y mezclamos con una varilla hasta obtener una mezcla uniforme. 

  • A fuego medio (yo al 4-5 de 9), vamos agregando leche poco a poco y removiendo con una varilla, hasta obtener una bechamel espesa, con una textura similar a la de las croquetas. 

  • Agregamos la mezcla de mejillones, bocas de mar y gambas e integramos bien con una espátula de silicona. 

  • Acto seguido, agregamos el tomate frito y mezclamos bien. Reservamos y dejamos templar. 

  • Mientras se enfría, podemos limpiar las cáscaras de los mejillones y vamos colocáncolas en una fuente. 
  • Con una cucharilla y con cuidado, vamos rellenando los mejillones con la bechamel que hemos preparado. 
  • Empanamos con pan rallado, huevo batido y una nueva capa de pan rallado. 


  • Freímos en aceite abundante y escurrimos sobre un papel absorbente.


  • ¡Que aproveche!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...