lunes, 24 de noviembre de 2014

Cena Mexicana: Fajitas de pollo y nachos con guacamole.

Ándaleeee!!!

      ¡Como nos gusta en casa cenar comida mejicana! Nos encantan las fajitas, los nachos con queso, con guacamole... eso sí 100% casero y ¡buenísimo!

      Hoy os traigo la receta de la cena mejicana que hago yo habitualmente: fajitas de pollo en salsa de tomate picante y nachos con guacamole. Ambos platos son muy sencillos de preparar, yo era la primera vez que hacía guacamole y el resultado es espectacular, nada que ver con los que compramos en el súper (aunque si no os atrevéis a hacerlo vosotros mismos, el guacamole fresco de Mercadona está bastante logrado). Las fajitas son súper sencillas, y el grado de picante depende de vuestro gusto, podéis añadir o quitar cayena o tabasco. Si no os gustan que piquen mucho, pero que tengan un puntillo picante, yo os recomendaría utilizar sólamente las cayenas y olvidar el tabasco, pero si sois unos valientes, ¡adelante con ambas cosas!

      La receta en la que me basé para hacer las fajitas es del blog de Noelia, "El Crusán" ¡Os animo a visitarlo!. Tengo que agradecer a Sebas ese pedazo de libro de cocina internacional que me regaló por mi cumple, del que he sacado la receta del Guacamole: ¡1000 gracias!




      Vamos con la recetilla:

Ingredientes:

  • Para las fajitas:
    • 1/2 pimiento rojo
    • 1/2 pimiento verde
    • 1/2 cebolla
    • 1 diente de ajo
    • 200 gr. de pechuga de pollo en trozos
    • Sazonador para burritos (cuando yo no le tenía, le echaba ajo en polvo, sal y pimienta blanca)
    • 2 tortillas de trigo 
    • Un puñado de queso rallado
    • Sal
    • Aceite de oliva
  • Para la salsa:
    • 2 dientes de ajo
    • 1/4 de cebolla
    • 2 cayenas
    • Sal
    • Orégano
    • Albahaca
    • Unas gotas de Tabasco
    • Una lata de 400 gr. de tomate triturado
  • Para el Guacamole:
    • 2 aguacates
    • 1/4 de cebolla
    • 1 y 1/2 tomate
    • Unas hojas de cilantro
    • 1/4 de lima
    • 1 chorrito de aceite de oliva
    • 1 chile rojo (si no tenéis, podéis utilizar una cayena pequeñita, o no utilizarlo directamente)
    • Sal 
    • Pimienta
Preparación:
  • Vamos a empezar con el Guacamole: Cortamos los aguacates por la mitad a lo largo. 
  • Les quitamos el hueso y les sacamos la pulpa con ayuda de una cucharita con cuidado de no romper las cáscaras, ya que luego las utilizaremos para servirlo. La ponemos en un bol. 

  • Batimos con fuerza con la varilla hasta que obtengamos un puré homogéneo. Exprimimos el zumo de la lima y mezclamos.
  • Lavamos los tomates, los secamos y los cortamos en daditos. Añadimos al puré de aguacate y mezclamos bien. 

  • Pelamos y picamos la cebolla y el cilantro. Agregamos a la preparación y mezclamos de nuevo. 

  • Picamos la cayena muy pequeñita y agregamos a la mezcla junto con un chorrito de aceite de oliva, sal y una pizca de pimienta. Mezclamos bien. 

  • Servimos en las cáscaras de los aguacates y reservamos en la nevera. 
  • Vamos con la salsa: Picamos el ajo muy pequeñito y doramos en una cazuela pequeña con un chorrito de aceite de oliva.
  • Cuando esté dorado, agregamos la cebolla muy picadita y las cayenas. Dejamos cocinar a fuego medio-bajo (yo al 4 de 9) unos minutos, hasta que veamos que la cebolla está prácticamente hecha. 
  • Agregamos el tomate triturado, la sal y las gotitas de tabasco (opcionales), y dejamos que se cocine a fuego medio-bajo unos 20-30 minutos (Mientras se cocina aprovecharemos para hacer el relleno de las fajitas. Pasado el tiempo de cocción, agregamos las especias, mezclamos bien y reservamos.

  • Para el relleno de las fajitas, picamos el ajo muy pequeñito y doramos. 
  • Picamos el pimiento rojo, verde y la cebolla en bastones, salamos y cocinamos a fuego bajo-medio unos 20 minutos, hasta que veamos que la verdura está bien blandita. (En la primera foto no aparece cebolla porque ya la tenía pochada de otra receta y la agregué cuando el pimiento ya estaba hecho, pero se cocina todo a la vez).

  • Mientras se cocina la verdura, sazonamos el pollo. Cuando tengamos la verdura hecha, agregamos el pollo y cocinamos hasta que esté bien hecho. 

  • Para montar el plato, vamos a utilizar dos cazuelitas individuales aptas para el horno. Repartimos la salsa en la base de las 2 cazuelitas y colocamos el relleno sobre las tortillas de trigo, las cuales cerraremos con ayuda de un par de palillos.
  • Espolvoreamos el queso rallado y llevamos al horno unos minutos hasta que se funda.
  • Servimos bien caliente y acompañamos con los nachos con guacamole (En mi caso también utilicé una salsita roja mejicana que compré en el Lidl, al igual que las especias para burritos).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...