viernes, 14 de noviembre de 2014

Bizcocho de calabaza

Hola a tod@s!

       El jueves 30 de Octubre, celebramos en el cole una fiesta de Halloween, y una compañera de trabajo trajo 2 enormes y pesadas (muy pesadas) calabazas para ambientar el aula en el que íbamos a realizar la fiesta con los peques.

       Pues bien, como yo al día siguiente iba a celebrar una cena monstruosa en casa con unos amigos, me las llevé para ambientar el salón. Como me daba tanta pena tirarlas, el otro día me puse a despiezar una de ellas (¡madre mía como me costó!). Entre las recetas que he hecho a base de calabaza, destaco este delicioso bizcocho de calabaza (que por otro lado, no sabe nada a calabaza), y como estamos de temporada, os propongo que probéis a hacerlo cuanto antes.

      La receta la he sacado de una revista que compré el otro día, y yo le he cambiado alguna cosilla (el puré, la levadura y la cobertura), y la verdad es que el resultado es buenísimo: un bizcocho jugoso, dulce e ideal para desayunar o merendar.

       Van dos fotos: la primera de la calabaza en cuestión y la segunda del resultado.






Ingredientes:

  • Para el bizcocho:
    • 1 taza de leche
    • 1 taza de puré de calabaza asada (unos 300 gr. de calabaza)
    • 3 huevos (a temperatura ambiente, con sacarlos de la nevera 20 minutos antes de utilizarlos nos valdrá)
    • 2 tazas de harina
    • 1 cucharada de mantequilla
    • 2 tazas de azúcar
    • 1 pizca de sal
    • 3 cucharaditas de levadura química
  • Para la ganache de chocolate negro:
    • 80 gr. de chocolate negro de cobertura
    • 100 ml. de nata para montar
Preparación:
  • En primer lugar, vamos a elaborar el puré de calabaza asada (yo lo hice el día antes y lo guardé en la nevera). Envolvemos la calabaza en papel de aluminio y la llevamos al horno a 180º durante 1 hora. 
  • Pasado ese tiempo, sacaremos la calabaza del horno y la desenvolvemos. Esperamos a que se temple.
  • Con un tenedor, aplastamos y hacemos un puré. Si lo hemos hecho el día anterior, reservamos en un tupper en la nevera. 
  • Separamos las claras de las yemas. En un bol con una pizca de sal, montamos las claras a punto de nieve. Reservamos. 

  • En un bol, mezclar la harina con el azúcar, la leche, una pizca de sal y la levadura. 
  • Calentamos en un cazo y removemos con la varilla hasta que espese. 
  • Retiramos del fuego y añadimos la calabaza, las yemas de los huevos y unas pocas pepitas de chocolate negro en mi caso (esto es optativo). Mezclamos con una varilla. 

  • Agregamos las claras a punto de nieve e integramos con una espátula de silicona realizando movimientos envolventes para que no se nos bajen. 
  • Untamos nuestro molde con mantequilla y espolvoreamos con harina para que no se nos pegue el bizcocho. 
  • Vertemos la mezcla en el molde y llevamos al horno precalentado a 160º con calor arriba y abajo 30 minutos (como siempre os repito, cada horno es un mundo, el tiempo es aproximado, podréis comprobar si está bien hecho cuando metáis un pincho y salga limpio). Pasado ese tiempo, apagamos el horno y le dejamos cerrado unos 10 minutos con el bizcocho dentro para que se nos baje lo menos posible (porque bajarse se bajará, ya que la calabaza es muy húmeda y pesa mucho, pero no os preocupéis porque el resultado es muy bueno). 

  • Para hacer la ganache, deshacemos el chocolate al baño maría. 
  • Cuando lo tengamos completamente deshecho, agregamos la nata y con una espátula de silicona mezclamos hasta que la ganache sea homogénea. 

  • Desmoldamos el bizcocho y lo colocamos sobre un papel de aluminio.
  • Vertemos la ganache de forma uniforme sobre todo el bizcocho y dejamos que se solidifique. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...